Swelling of the feet in summer: Why do they get worse?

Hinchazón de los pies en verano: ¿Por qué empeoran?

El verano es la época del año en la que disfrutamos del sol, las playas y las vacaciones, pero para algunos de nosotros también puede ser una época desagradable, ya que pueden hincharse los pies. Seamos o no conscientes de ello, los pies pueden ser más propensos a hincharse en verano. En esta sección, trataremos de entender por qué la hinchazón empeora en verano.

El clima más cálido tiene diferentes efectos en nuestro cuerpo. Uno de ellos escambiar el funcionamiento del sistema vascular. Cuando sube la temperatura, los vasos sanguíneos se dilatan para ayudar a transportar el calor fuera del cuerpo y enfriarlo. Este proceso se denomina vasodilatación y puede provocar una reducción de la presión sanguínea en las venas y los capilares.

¿Qué causa la hinchazón de piernas?

Cuando baja la tensión arterial, el cuerpo responde reteniendo más líquido en un esfuerzo por mantener una tensión arterial óptima. Esto puede aumentar la retención de líquidos en la parte inferior del cuerpo, especialmente en las piernas y los pies, y provocar hinchazón.

Además del efecto de la temperatura sobre el sistema vascular, el aumento de la actividad física también puede ser causa de hinchazón de piernas. Los meses de verano suelen atraer a la gente a actividades al aire libre como caminar, correr o montar en bicicleta. Estas actividades aumentan la circulación sanguínea en las piernas y también pueden causar hinchazón, especialmente en personas con un problema preexistente de hinchazón o mala circulación.

Además, algunas personas padecen enfermedades crónicas que provocan hinchazón en las piernas. Una de estas enfermedades es el linfedema, una afección caracterizada por la disminución de la capacidad del organismo para eliminar el exceso de líquido de los tejidos mediante el sistema linfático. El linfedema puede ser el resultado de factores genéticos o surgir como consecuencia de otras enfermedades como el cáncer o una infección. En las personas con linfedema, la hinchazón de las piernas puede empeorar en verano debido al calor y al aumento de la actividad física.

Imagine una metáfora: sus pies son como una esponja empapada en agua. Durante los meses más fríos, la "esponja" se comprime y el agua se elimina con bastante éxito. Pero una vez que llega el verano, la "esponja" se afloja y empieza a llenarse de agua, provocando hinchazón.

Ahora que hemos explicado por qué la hinchazón de piernas empeora en verano, podemos buscar formas de prevenirla eficazmente.

¿Cómo prevenirlos eficazmente?

Lo importante es averiguar la causa de la hinchazón de piernas. Ya se trate de un trabajo sedentario, de estar mucho tiempo de pie o de un problema en el sistema vascular o linfático, intenta aliviar tus pies tú mismo. Busca un momento del día en el que descargues los pies, haz algunos ejercicios adecuados para la circulación sanguínea y ¡no olvides beber mucho líquido!

También existen bálsamos naturales para ayudar a proteger los pies de la hinchazón y mantenerlos sanos durante todo el verano, que son una alternativa adecuada a los suplementos químicos.

Regresar al blog